miércoles, 26 de abril de 2017

Describiendo a... (CCVI)

Título: Ojos de fuego (en el idioma original, Firestarted).

Autor: Stephen King.

Sinopsis: Charlie es un niña rubia, de ojos azules, educada y cariñosa. Pero también es piroquinética. Sí, puede encender fuego a distancia, desde inofensivas fogatas hasta hogueras voraces. Y si posee estas capacidades a los siete años, horroriza pensar en sus poderes destructores cuando sea adulta. Aunque, la verdad, tiene pocas probabilidades de llegar a la edad adulta. Porque el servicio secreto norteamericano encargado de realizar investigaciones científicas y para científicas para su aplicación militar ha decidido estudiar a Charlie y luego eliminarla [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

Editorial de mi ejemplar: Penguin Random House S. A. de C. V., a través de DeBolsillo.

¿Qué les puedo decir? Esta novela no debió salir tan pronto de los pendientes. ¿Por qué? La compré en mis últimas vacaciones, en octubre de 2016, junto con La tormenta del siglo, con tal de que en una librería de la capital me regalaran una playera alusiva a Stephen King (seguro varios vieron esas playeras a fin de año, al menos en México las sacaron dos o tres librerías, aunque no al mismo tiempo, como si se turnaran). Si la escogí como lectura a finales del año pasado (en pleno diciembre, por el Maratón de Lectura de ese momento del Foro de los Black) es porque necesitaba una "O" que, según yo, no me llevara mucho acabar. Sí, seguro están pensando que estaba loca, porque son pocas las historias de King que no son tabiques, pero realmente pensé que acabaría... de no haberme centrado en Winter, que dicho sea de paso, era un tabique más grande (aunque no estoy segura de que también fuera más extenso).

Stephen King nos presenta en esta novela a Charlie (Charlene) McGee, una niñita rubia muy buena, que corre con sus padre por Nueva York, al parecer escapando de algo. Con un par de trucos y un poco de suerte, dejan a sus perseguidores atrás, pero mientras tanto Andy, el padre de Charlie, recuerda dónde comenzó realmente todo, cuando él y la que se convertiría en su esposa (y en madre de Charlie) se involucraron en un experimento universitario, con tal de ganar unos billetes. Todo se teje para hacer ver por qué Charlie es como es y lo que les espera a ella y a su padre si los atrapan sus perseguidores... que son nada menos que de una agencia gubernamental conocida como la Tienda.

Ya se sabe que King no se anda por las ramas al narrar sus historias. Mejor dicho, no teme en describir todo lo que se le da la gana con tal de narrar una historia que enganche, porque bien mirado, puede haber párrafos enteros en los cuales nos describe un sitio, una persona, una situación que en el momento te preguntas "¿para qué queremos saber esto?". Sin embargo, creo que allí está parte del encanto de King, porque de esa manera nos sumerge tanto en la historia que, cuando pasa aquello que realmente impacta, nos hace recordar lo que ha descrito y conmociona más. Al menos eso ocurre en mi caso, no sé los demás.

Los personajes centrales entran en lo comentado en el párrafo anterior, obviamente. Se nos presenta a Andy McGee y a su hija Charle con detalle, conocemos todo lo que los ha llevado al inicio de la novela (que comienza varios años atrás) y por eso es imposible no empatizar con ellos, deseando que todo les saliera bien, aunque claro, conociendo al autor, no iba a ser tan fácil (porque parece aprendiz de míster Martin... ¿o maestro? Ya ni sé).

En cuanto a otros personajes, no puedes dejar de preguntarte de dónde saca King las ideas, porque aquellos que llegan a tener cierta relevancia no sabes si amarlos por lo bien que nos adentra en su mente u odiarlos porque... ¡bueno, algunos son unos malditos! En semejantes circunstancias, no es extraño que te llegues a preguntar si con cambiar uno o dos detalles de los proporcionados por el autor, tal o cual personaje hubiera sido mejor... o peor. Da escalofríos.

El final de Ojos de fuego me produjo sentimientos encontrados. Es de esos finales en los que te quedas con ganas de más y al mismo tiempo, no sabes si quieres tener todas las respuestas. No sé si alguien esté de acuerdo conmigo o conozca otros finales así, pero al menos con esta novela de King, no se me ocurre otra forma de expresarlo. Si alguien más lee este libro, quizá me dé la razón... o tal vez piense que perdí la cabeza.

Cuídense mucho y nos leemos a la próxima.

miércoles, 19 de abril de 2017

Describiendo a... (CCV)

Título: Fairest (en el idioma original, igual).

Autor: Marissa Meyer.

Sinopsis: Si en Cinder, Scarlet y Cress odiaste a Levana, no te puedes perder la oportunidad de conocer su historia. Una historia que nadie contó... hasta ahora. [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

Editorial de mi ejemplar: V&R Editoras.

¿Qué les puedo decir? Fairest fue publicado hace meses. En serio, salió de pronto, recuerdo haberlo ordenado en línea en cuanto lo vi, sin tener idea de que daban un artículo promocional con su compra (un pequeño espejo de mano muy bonito... irónico, de hecho, después de saber la historia de Levana), pero no lo quise leer porque uno, las Crónicas Lunares no habían terminado (ya había salido Winter para entonces, si no recuerdo mal, aunque solo en inglés), y sé que algunos relatos que cronológicamente son precuelas de una saga, sientan mejor leerlos después, cuando has acabado. Así que, aunque tenía el ejemplar, me lo brinqué... y ha sido la primera lectura de 2017.

En las Crónicas Lunares se conoce a una Levana que es la reina fría y opresiva de Luna, conocida como la más bella que se halla sentado en ese trono, pero también se sabe que su rostro nunca ha sido visto, ni fotografiado, mucho menos grabado en vídeo, y eso desde mucho antes de ser coronada. Corren rumores sobre cómo llegó al poder y sobre algunos detalles de su vida privada, ¿pero qué es verdad y qué es mentira en esos rumores? ¿Cómo llegó Levana a ser la mujer vista en las Crónicas Lunares? Eso es lo que Fairest se encarga de desvelar.

Desde joven, Levana fue relegada en su familia, sin sentirse verdaderamente querida y menos desde que un cruel incidente la dejó marcada de por vida. Sus padres fueron asesinados, su hermana mayor Channary fue coronada y Levana lo único que deseaba era un poco de justicia para sí misma, porque como cualquier persona, tenía algunas ilusiones, como tener a un hombre que la amara. Sin embargo, las circunstancias y algunos a su alrededor se encargaron de amargarla y hacerle ver que, entre otras cosas, se aferró tanto a algunos deseos que no se dio la oportunidad de buscar otras maneras de ser feliz.

Aunque Levana fue la villana indiscutible de las Crónicas Lunares, en Fairest no puedes evitar que te dé algo de pena. Es de esos personajes que crueles no nacen, se hacen; te hacen preguntarte si no habrían sido diferentes si hubieran tenido otra vida. A Levana se le presentaron unas cuantas ocasiones de que las cosas le fueran mejor, pero sus temores la ataron de manos y las dejó escapar. Además, llega un punto en que se convence de que cualquier cosa es válida con tal de obtener el bienestar de Luna... incluso uno que otro crimen atroz.

En cuanto a otros personajes que conocemos en Fairest, están algunos que solamente fueron mencionados en la saga central, sobre todo aquellos que para la línea temporal que empieza con Cinder, ya han fallecido. Uno de ellos es Channary, hermana de Levana, una de esas mujeres que se saben bellas y además demuestra una curiosa vena de maldad. Otro es Evret Hayle, el padre de Winter, un guardia que ama a su familia pero que no sabe qué hacer realmente con su segunda esposa. Y aunque realmente no es un personaje desconocido, leemos algo de la poca vida que Selene (Cinder) tuvo en Luna antes del acontecimiento que la saca de allí rumbo a la Tierra, donde se convertirá en lo que ya sabemos.

Normalmente no me hago ilusiones cuando los autores sacan algún relato complementario de alguna saga suya, casi siempre lo primero que viene a mi mente es "quieren seguir sacando dinero", pero con Fairest... Bueno, no puedo culpar a Meyer por querer que se conociera la historia de Levana. Le doy crédito en hacer ver que esa reina, como una persona real, realmente pudo ser algo más, pero algo más allá de ella la convirtió en otra cosa.

Cuídense mucho y nos leemos a la próxima.

miércoles, 12 de abril de 2017

Describiendo a... (CCIV)

Título: Winter (en el idioma original, igual).

Autor: Marissa Meyer.

Sinopsis: Cinder y sus compañeros lograron suspender la boda real. El nuevo plan es lograr lo imposible: la rebelión en Luna, pero un solo paso en falso puede acabar con la vida y los sueños de todos. Lo que Cinder aún no sabe es que en Luna encontrará una aliada decisiva: una joven que con su belleza y su bondad puede ser la clave para destronar a la reina Levana. [...] (Extracto de la contraportada de mi ejemplar).

miércoles, 5 de abril de 2017

Describiendo a... (CCIII)

Título: El grillo del hogar (en el idioma original, The Cricket on the Hearth).

Autor: Charles Dickens.

Sinopsis: [...] apareció en 1845 [...]. El periódico The Times atacó al autor y calificó a El grillo del hogar como una aparición disparatadamente necia y lo acusó de enfrentar al pobre contra el rico; aunque un estudio más detenido de las escenas que tratan de la vida en el hogar de las clases trabajadoras, acaso sugiere la posibilidad de que estuviera enfrentando al rico contra el pobre. [...] (Extracto del Estudio Preliminar de mi ejemplar).